viernes, abril 19

Israel bloquea el puerto de Ashdod para recibir ayuda alimentaria destinada a Gaza

En el puerto de Ashdod, situado a unos treinta kilómetros al norte de Gaza, Israel bloquea un envío de ayuda alimentaria de las Naciones Unidas, destinado a alimentar a más de un millón de habitantes de Gaza durante un mes. El 13 de febrero, el Ministro de Finanzas, Bezalel Smotrich, afirmó haber emitido una directiva que inmoviliza estos 1.049 contenedores que contienen principalmente harina, pero también aceite de cocina, garbanzos, azúcar y arroz. La ONU debe distribuir estos alimentos en la ciudad de Rafah y sus alrededores, donde más de la mitad de los habitantes de Gaza se encuentran atrapados entre la frontera egipcia y la infantería israelí.

Estos desplazados son prácticamente los únicos que se benefician de la ayuda internacional –insuficiente– que pasa principalmente por Egipto. La ONU lleva semanas advirtiendo del riesgo de hambruna que les espera. Muchos de ellos están hacinados en refugios improvisados, mientras la fuerza aérea israelí aumenta sus bombardeos sobre esta zona, una de las más pobladas del planeta, y el gobierno anuncia un inminente avance de la infantería hacia Rafah.

Bezalel Smotrich, representante de la religión de extrema derecha, incluyó este bloqueo en la lucha de su gobierno contra la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA), principal proveedor de ayuda en el enclave de Gaza, que orquestó esta entrega. “El mundo ahora sabe que la UNRWA es una parte central de la maquinaria de guerra de los terroristas nazis de Hamás. El gobierno de emergencia y el gabinete de seguridad son unánimes sobre la necesidad de impedir la ayuda de Hamás, y estoy actuando dentro del marco de mis responsabilidades”.avanza Smotrich, que precisa actuar en coordinación con el Primer Ministro, Benjamín Netanyahu.

Leer también | Artículo reservado para nuestros suscriptores. Rafah, último refugio de los habitantes de la Franja de Gaza, en el punto de mira del ejército israelí

El ministro amplió así las acusaciones formuladas por Israel contra doce empleados de la agencia, sospechosos de haber participado en el ataque perpetrado por Hamás el 7 de octubre de 2023 en el sur del país. Informada por el Ministerio de Asuntos Exteriores, la agencia hizo públicas estas acusaciones el 26 de enero, antes de recibir pruebas e iniciar una investigación interna, supone su director, Philippe Lazzarini.

Desmantelar la UNRWA

El jefe de la agencia temía que estas graves acusaciones se utilizaran en la batalla librada por la derecha israelí para desmantelar la UNRWA, creada en 1950 para ayudar a la mitad de la población palestina expulsada de sus tierras. años antes, durante la guerra que acompañó el nacimiento de Israel.

Te queda el 60% de este artículo por leer. El resto está reservado para suscriptores.